sábado, junio 18

¿Amy o Amelia?


Una de las cosas que más gusto a Amy, tiempo atrás, fue sonreír. Sonreír cuando su madre la llamaba “Amelia”, sonreír ante las sirvientas, sonreír ante su padre. Sonreír le era muy fácil y asequible, para contagiar su alegría. Pero cuando noto que el mundo la rechazaba, prefería guardarse esas pastillitas de felicidad para sí misma. Y solo compartirlas con los amaneceres debajo de su árbol favorito. Ahora, a Amy solo le gustan las bestialidades, y olvidar. Olvidar la parte su vida en la que fue Amelia.

3 comentarios:

  1. me encanta el nombre amy!

    besos!

    ResponderEliminar
  2. Las chicas con nombres tan bonitos como Amelia no deberían verse obligadas a guardarse la felicidad.

    ResponderEliminar